Skip to main content

Hidradenitis supurativa

La hidradenitis supurativa antes conocida como acne inversa y de forma coloquial como golondrinos, es una  enfermedad crónica de la piel, que cursa en brotes, como lesiones inflamatorias dolorosas, que pueden supurar y doler, influyendo de forma negativa en la calidad de vida de estos pacientes.

Afecta hasta el 4% de la población adulta (20-40 años). Su causa es desconocida, pero se sabe que existe una desregulación inmunológica en la piel, que causa una situación de inflamación crónica, que pertpetúa la enfermedad.

La lesión inicial comienza en la unidad folículo pilosebácea (que incluye el pelo, la glándula sebácea y glándula apocrina), con un taponamiento folicular que impide la salida de los materiales drenados al interior del folículo provocando las lesiones iniciales tipo nódulo. El contenido acumulado es reconocido por el cuerpo como algo extraño, provocando una inflamación alrededor del folículo que con el tiempo se cronifica y se trasmite a tejidos más profundos. Cuando las lesiones se rompen al exterior se denominan abscesos, de igual forma que cuando crean trayectos subcutáneos con varias salidas, se les conoce como fístulas.

Las localizaciones más frecuentes son las axilas e ingles, la zona perianal y genital así como las zonas inframamarias en las mujeres.

Se sabe que existen factores que favorecen el desarrollo de la enfermedad, existiendo, hasta en un 40% de los casos, un antecedente familiar. Otros factores predisponentes o favorecedores de la enfermedad son el sexo femenino, la influencia hormonal, el tabaco y la obesidad entre otros.

La clasificación de la enfermedad más sencilla y utilizada es conocida como Hurley y se diferencia:

Hurley I: 1-2 nódulos y/o abscesos sin fistulas

Hurley II: varios nódulos recurrentes separados en espacio y algunas fistulas separadas

Hurley III: fístulas interconectadas y/o cicatrices.

Elimina la ropa,,,!!!

El tratamiento de la hidradenitis supurativa es complejo y debe ser individualizando, atendiendo a la extensión y la afectación de la enfermedad en la vida del paciente.

Existen tratamientos locales y tratamientos sintéticos.

En ClidermaLeón, además contamos con la última tecnología en el tratamiento local de las lesiones de hiradadenitis supurativa mediante la terapia fotodinámica intralesional, con unas tasas de curación local altas, mejora de la calidad de vida y sin complicaciones.