Skip to main content

Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad crónica, de origen inmunológico, que tiene un importante impacto negativo en la calidad de vida de los pacientes.

Afecta al 2% de la población, similar en ambos sexos. Suele tener una base genética sobre la que pueden actuar diferentes factores capaces de desencadenar los brotes.

Es una enfermedad sistémica, de causa desconocida, que afecta principalmente a la piel, pero también puede afectar a las articulaciones, el sistema cardiovascular y otros órganos.

La presentación clínica es variable, aunque lo más representativo son placas rojo-escamosas en superficies de extensión. Estas lesiones pueden picar, en especial en cuero cabelludo y pliegues. Puede afectar las uñas, con una coloración amarillenta y apariencia de despegamiento en la parte más distal. Cuando se afectan las palmas de manos y las plantas de pies pueden hacerlo formando pústulas, que terminan engrosando la piel y originando fisuras dolorosas y alterando la calidad de vida del paciente. Hay una forma grave, que afecta toda la piel, cuero cabelludo y uñas que denominamos eritrodermica .

El diagnóstico es sencillo para las formas clásicas , pero más difícil en las demás formas, por lo que será necesario acudir a un dermatólogo.

El manejo de la enfermedad dependerá de la extensión y de la gravedad, por lo que podemos recomendar un tratamiento tópico (cremas) o sistémico (pastillas, inyecciones).