Skip to main content

Quiste pilonidal

El quiste pilonidal es un proceso doloroso, crónico, generalmente localizado en el coxis,  causado la incrustación de un pelo que crece hacia adentro, lo que produce una reacción inflamatoria crónica. Los factores de riesgo para la ocurrencia de este quiste pueden ser la obesidad, largas periodos de tiempo sentados y vello aumentado, fuerte y duro. El tratamiento más empleado es la cirugía , con un postoperatorio complicado y altas tasas de recidiva.

En CliDerma tratamos el Quiste pilonidal mediante un láser, con anestesia local, en unos minutos, consiguiendo la curación con 2-4 sesiones y prácticamente sin síntomas pos-tratamiento. Nuestros resultados han sido recientemente publicados en la revista British Journal of Dermatology.

¿Por qué  se produce el quiste pilonidal?

La causa no esta totalmente aclarada, pero lo cierto es que hay unos pelos que crecen debajo de la piel produciendo una irritación y posterior infección, para formar un pseudoquiste.

Otras causas del quiste pilonidal, pueden ser el aumento de fricción y presión sobre el coxis, especialmente si se está muchas horas sentado. Esto provocaría el crecimiento invertido del pelo y/o la  rotura del folículo, originando una respuesta inflamatoria y dolor. El contenido purulento crearía un trayecto fistuloso, que eliminaría el contenido del quiste el exterior.

Ocurre  mas frecuentemente en pacientes jóvenes, especialmente adolescentes y hombres con sobrepeso, vida sedentaria y mucho tiempo sentados.

¿Cómo tratar  el quiste pilonidal?

Si no produce síntomas no es necesario tratarlo, sino, es el propio paciente el que solicita el tratamiento.

 El tratamiento quirúrgico es el más habitual. Generalmente se realiza una extirpación amplia del quiste, hasta el hueso. La herida se deja abierta e irá cerrando, por segunda intención,  lo largo de semanas posteriores.  El tratamiento suele requerir anestesia general e ingreso.

 

 

 

 

En nuestra clínica optamos por tratamientos mínimamente invasivos con resultados excelentes. Tratamos los quites pilonidales con láser, de forma ambulatoria, con anestesia local y sin postoperatorio.

 

Paciente tratado mediante esta técnica innovadora tras 2 sesiones, sin complicaciones, cicatrices y sin periodo de recuperación.