Skip to main content

Vitiligo

El vitíligo es una enfermedad de causa autoinmune y de origen desconocido. Afecta de igual a hombres y mujeres.

Se caracteriza por la destrucción de los melanocitos (células que proporcionan el color en la piel) por  los linfocitos T (células del sistema inmunitario), provocando manchas blancas en diferentes partes del cuerpo. Las localizaciones más frecuentes son las zonas acrales (manos-pies), axiales (cintura, glúteos y genitales) y el área periorificiales (párpados y boca).

En ocasiones se puede asociar a otras enfermedades autoinmunes, más frecuentemente al tiroides.

La enfermedad tiene un curso crónico, habitualmente progresivo, que no tiene trascendencia para la salud, salvo la psicológica por el trastorno estético.

El manejo de la enfermedad es complicado y puede necesitar desde tratamientos tópicos hasta la combinación con terapias sistémicas como la fototerapia o inmunosupresores.

El pronóstico no es predecible, aunque existe una tendencia a la progresión, por lo que se debe instaurar un tratamiento precoz. En ocasiones se puede conseguir una repigmentación parcheada de la zona o incluso completa, siendo siempre más difícil el tratamiento de las zonas acrales y los procesos de larga evolución.

No obstante, se están investigando tratamientos nuevos , que aunque aún se encuentran en estudio, parecen tener resultados prometedores.