Skip to main content

Eliminación de manchas y tatuajes

Actualmente disponemos de tecnología, basada en la luz, para eliminar manchas y tatuajes. En Cliderma León disponemos de láseres Q-switch y de luz pulsada, para poder tratar estas patologías.

¿En qué consiste el láser Q-switched?

Es un láser capaz de fragmentar  las partículas de pigmento o tinta en otras mucho más pequeñas, que pueden ser eliminadas por nuestro organismo, respetando al máximo los tejidos circundantes. Esto se logra porque el láser emite pulsos de energía muy cortos (nanosegundos), pero actuando de forma muy selectiva sobre los pigmentos.

¿Todos los tatuajes o manchas se tratan igual?

NO, depende principalmente del color. La tinta azul-negra se trata mejor con la longitud de onda de 1.064 nm, mientras que la roja y naranja responden mejor a la longitud de onda de 532 nm. A las manchas le ocurre lo mismo, pero en este caso  la elección depende más de la profundidad a la que se encuentre el pigmento.

¿Cuántos tratamientos se necesitan?

Es muy difícil decir, a priori, cuantas sesiones serán necesarias para eliminar una lesión pigmentada o tatuaje. Esto dependerá, igual que los resultados, de  la localización, de los colores, del sexo, de la tinta  y del tipo de piel.

¿Deja cicatrices?

Normalmente no, pero si puede dejar una cambio en el color y la textura de la piel del área tratada.

En Cliderma León disponemos de láseres con capacidad de actuar sobre tatuajes de diferentes colores y de forma efectiva.

¿Cómo actúa la luz pulsada?

La luz pulsada es una luz normal a la que se aplican distintos filtros para hacer que la luz sea absorbida de forma selectiva por un determinado cromóforo (color), respetando el tejido circundante.

¿Tiene las mismas indicaciones que el láser Q-switch?

NO. En general se utiliza par manchas superficiales, no para tatuajes.

¿Deja cicatrices?

NO. La piel se oscurece y  se desprende en 3-4 días, sin cicatriz, dejando unas áreas mas claras que se recuperan en unas días.

¿Efectos secundarios?

Si la piel esta pigmentada (morena), esta contraindicado, ya que pueden aparecer pequeñas ampollas, que curan con el tiempo sin cicatriz, pero que pueden ser molestas.

En  pieles oscuras pueden aparecer cambios de color (hiper o hipopigmentación), que suelen desaparecer, sin tratamiento, en unas semanas,.

¿Cuidados  posteriores?

Hidratación y foto-protección para evitar manchas.